miércoles, 14 de mayo de 2008

Pequeño Edén

Bueno, esto no tiene mucho que ver con reciclar, sino sobre algo sencillo que todos podemos hacer en nuestra casa y que de una u otra manera nos vendría bien al bolsillo, a la salud y al medio ambiente; un jardín. Ya sé, quizá piensas: "este ya no tiene sobre que escribir y cree que descubrió el agua tibia." la diferencia es que hablo de un jardín que te de frutos, vegetales y por qué no, tubérculos. Por mas obvio que parezca, en la mayoría de los jardines de las casas encontramos en su mayoría plantas ornamentales, sin embargo se puede encontrar una gran cantidad de árboles de mango y guayaba, que abastecen de frutas estacionales a sus dueños, vecinos u peatones.

Imagina que tu patio pueda convertirse en tu fuente de suministros frescos, bien cuidados a bajo costo. Esa es justamente mi propuesta, pero es necesario aclarar que no estoy diciendo que no deben haber plantas ornamentales, sería ridículo. Si convertimos a nuestro patio, en una fuente de recursos frescos, controlada con tiempos de siembra para tener una producción continua o lo más continua posible, podría reducir nuestros gastos; en lo que se debe poner cuidado es en el cuidado (valga la redundancia) de nuestro jardín, la falta de agua y algunas plagas, podrían causar daños catastróficos en nuestro pequeño edén, echando a perder todo el esfuerzo invertido.

Para poder organizar la producción de nuestro pequeño edén, es necesario conocer el ciclo de vida y producción de los productos que elijamos tener. Por ejemplo, si yo elijo tomates; debo saber el ciclo de vida y como se desarrolla la planta de tomate, en este caso 2 meses aproximadamente, con una producción de entre 10 y 15 tomates por planta. Si sembramos cuatro plantas, espaciadas por lapsos de un mes, tendremos una producción durante todo el año, trataré de explicarlo de la mejor manera posible con un ejemplo hipotético para fines explicativos:

una planta = *12 tomates
un año = 12 meses

si sembramos la primera planta, la primera semana de enero, la segunda en febrero, la tercera en marzo y la cuarta en abril, la primera planta nos dará 12 tomates en la primera semana de marzo aproximadamente, la segunda en abril, la tercera en mayo y la cuarta en junio, sembramos una planta en el lugar donde sembramos la primera planta, dejando descansar la tierra por un mes, es decir, cuando la producción de la tercera planta esté por ser cosechada, podremos hacer que esa planta nos esté permitiendo cosecharla en el mes de julio, si hacemos lo mismo con las plantas restantes, teniendo siempre en cuenta la necesidad de que el suelo descanse, si continuamos con ese ritmo, tendremos una producción segura por todo el año.

Es importante también tener en cuenta que existen plagas que pueden afectar la producción de las plantas por lo que es importante buscar asesoría con hortaleros, agricultores, tiendas de plantas y la mejor fuente de todas: internet. Existen cientos de páginas donde pueden encontrar datos útiles para el cuidado de el pequeño edén. La ventaja que tenemos en el Ecuador, es que podemos sembrar la mayoría de productos en cualquier época del año debido a su bio-diversidad y ubicación geográfica. El principio explicado arriba puede aplicarse con la producción de cualquier producto, claro, tomando en cuenta que el tiempo de producción depende de cada planta. Lo bueno es que no solo podemos sembrar vegetales, también podemos sembrar hierbas que se pueden usar en la cocina.

Sería interesante que los barrios se organicen en tener una especie de huerto barrial, donde los contribuyentes en el cuidado del huerto pueden acceder a su ración diaria de productos. En sectores marginales, donde la tierra es fértil y abundante, pueden aprovecharse los espacios abiertos, cuidando este pequeño edén entre los habitantes del barrio para que personas con malas costumbres no se lleven o dañen el huerto. Las contribuciones pueden ser reguladas para que las personas tengan una ración equitativa cada día; es decir, que todos paguen una tarifa estándar, una sola vez al año que vaya destinada para hacer y mantener el huerto, de este modo podemos saber que cada familia, por ejemplo, puede acceder a 3 tomates del huerto al día.

Si les interesó la idea, les recomiendo leer "El Buen Jardinero", ahí podrán encontrar información muy útil y una guía bastante interesante para iniciar la preparación de un jardín de vegetales entre otras. Si necesitan mas información, Google es la solución.

Saludos desde Ecuador al mundo.

*12 tomates en promedio.

4 comentarios:

ozxav dijo...

Gracias G por tu aporte, en sí esto es una grandiosa idea, por lo que si deberíamos ponerlo en practica, cabe recordar que la población crece cada dia y los alimentos van disminuyendo, que mejor que nosotros mismos para generar alimento.

De todo esto podemos sacar una combinación grandiosa,veras, el post de lombricultura que tu expusiste mas este post es genial. Hasta parece propaganda jeje.

Sigue adelante G.

G. dijo...

Gracias a ti, espero que te sea útil, pero lo más importante es que lo difundas, difunde el blog, para que más gente aporte con más ideas, de esta manera nos beneficiamos todos!

Saludos

El Eco dijo...

Me encantó el blog.

Mi nombre es Muriel, y te escribo de un blog que "intentamos" hacer con unos amigos en la misma onda pero quedó ene so, en idea.

Gracias por seguir tú con la tuya, fielmente.

Saludos desde Chile.

G. dijo...

Hola Muriel, que bueno que te gustara el blog, espero que lo visites bastante, sería super chevere que tambien pongas tus ideas acá, estoy seguro de que tienes buenas ideas en mente.

Saludos!

Google